Estrategia y Empresa

5 años de VIVA! Conversion; un post personal sobre nuestro recorrido hasta ahora

Hace 5 años nació VIVA! Conversion, una agencia de performance digital que empezó debido a una experiencia de fracaso personal a nivel societario en un proyecto previo.

Un proyecto previo fallido, el origen de la agencia

En Marzo de 2014 me inicié en el mundo de las agencias digitales, empezando como autónomo para buscar vivir mejor y en mi ciudad, Valencia. Venía de haber trabajado en Google Colombia durante dos años, la que fue una de las mejores experiencias personales y profesionales de mi vida (por no decir la mejor). No obstantes en ese momento, la vida me pedía volver a Valencia a formar una familia (hito que considero cumplido con 3 hijos) después de estar 7 años fuera de Valencia entre Madrid y Bogotá.

Me tiré al ruedo y con grandes dosis de inconsciencia, y siendo muy naive, busqué construir un proyecto sin entender las implicaciones que suponían diferentes decisiones que tomé por el camino. No supé valorar inicalmente que el proceso que empezó como un Juego, tenía consecuencias y responsabilidades que no debían tenerse a la ligera. En Noviembre de 2016 llegó el día en el que entendí que me había equivocado en como enfoque dicho proyecto de agencia, y sintiéndome derrotado determiné que tenía que buscar una salida de un proyecto que había iniciado yo y que iba bien a nivel económico, pero no a otros niveles.

Mi primera intención fue dar un paso al lado y deshacer mi posición societaria. No obstante, durante dicho proceso de salida, recibí el apoyo de gran parte de la plantilla que en aquel momento formaba parte del proyecto previo a VIVA! Conversion, y me mostraron su determinación para que siguieramos juntos trabajando. Eso lo que nos dió a todos fuerzas para empezar un nuevo proyecto, no desde cero, ya que los socios llegamos a una solución amistosa, a pesar de que el proceso de salida no fuera tan amistoso como habría deseado, y dividimos el portafolio de clientes entre ambas partes (es de alabar que por su parte cedieron una proporción más elevada de lo que les correspondía para que yo pudiera hacerme cargo de los sueldos de un equipo más amplio).

Y fue ese el momento en el que VIVA! Conversion empezó, con 8 de las 12 personas del proyecto previo que en aquel momento buscamos construir un proyecto más acorde con nuestros valores.

Inicio y creación de la marca VIVA! Conversion

En Marzo de 2017 fue cuando empezó la andadura de la nueva empresa. En ese momento estaba tan asustado que quería gastar lo mínimo posible. Cuando encontramos la oficina que nos convenía, las paredes tenian un color amarillo un tanto desagrable y me tiré 3 días de 12-14 horas pintando la oficina para sacar el dichoso amarillo de las paredes. Acabe destrozado físicamente de pintar la oficina de 160m2, pero en aquel momento tenía tanta energía que me enfrente a ello sin desfallecer. Supongo que en aquel momento, no era el único asustado y todo el equipo tenía miedo de empezar en una empresa con un futuro incierto.

Respecto al nombre de la empresa así como la identidad corporativa fue un proceso en el que yo personalmente, no me inmiscuí apenas. Por aquel entonces contabamos con Javi Lipuzcoa en el equipo, un Diseñador Industrial en proceso de reconversión a CRO Manager. Él con cuatro requisitos por mi parte sobre qué tipo de marca e identidad buscaba, creó el nombre, la identidad corporativa, el logo, la web y en definitiva la esencia de nuestra pequeña empresa.

(Seguramente nunca le he dado las gracias suficientemente en público, espero que estas líneas le hagan sentirse un poco más reconocido y que sepa lo agradecido que le estoy por esto y por mucho más, como la ayuda con la creación de la nueva web).

Una de las aplicaciones de nuestro logo

Primer año de VIVA! Conversion, un año duro

La primera fase de montar una empresa, esa fase en la que sientes que debes empezar casi todo desde cero de nuevo, la más dura y a la par la más emocionante. ¿Seremos capaces de sacar esto adelante? ¿Tendrémos la suerte suficiente para salir adelante? Ya por aquel entonces teníamos un equipazo, clientes y una empresa que asentar de nuevo. Teníamos que crear nueva marca, nueva web, volver a empezar la comunicación desde cero y asentar un mix de clientes donde uno de ellos pesaba más de un 60% de inicio (OMG!). Cada vez que pienso en esta dependencia tan alta, me entran los sudores fríos, ya que en aquel momento sentíamos que la empresa no era tan nuestra como debiera, y nos debíamos a los designios de un cliente que se sentía poderoso y nos tenía a su merced.

Y en menos de un año llegó el día que tanto habíamos temido, la salida de nuestro cliente más grande en aquel momento, el cuál suponía un 50% de nuestra facturación mensual. Salida, que todo sea dicho, hicieron de una de las peores maneras posibles y que me guardo comentar en este post. Ese fin de semana, fue uno de los más angustiosos de mi vida profesional (y por lo tanto personal), pensando en cuántas personas se quedarían en el equipo y cuantas deberíamos despedir; por aquel entonces eramos 8 personas.

Recuerdo el comienzo de la siguiente semana como si fuera ayer: Lunes a las 4 la tarde comunicación al equipo de la situación, de la que ya eran conocedores «gracias» a nuestro ex-cliente, indicando que en ese momento, no cabíamos todos en el equipo. Martes siguiente por la mañana, reunión/paseo (nos gustan las «walking meetings») o con dos empleados (por separado) hablando de su situación concreta: resumen, -seguimos sin caber todos pero estamos pendientes de varias propuestas que pueden cerrarse esta semana (dedos cruzados)-. Martes por la tarde, se cierran dos propuestasque nos dan un gran balón de oxígeno (la analogía de Sonic The Hedgedog respirando bajo el agua con una burbuja gigante es la que encuentro más adecuada a la sensación vivida). Miércoles y Jueves por la mañana reunión con otros dos empleados comunicando el mismo mensaje que días anteriores, pero comunicando que habíamos cerrado un par de proyectos nuevos. Jueves por la tarde, cerramos un nuevo proyecto. Viernes por la mañana comunicamos a todo el equipo que seguiamos juntos, y que ya cabíamos todos para luchar por el futuro de VIVA! Conversion (match-ball salvado).

FINAL FANTASY XIV Forum
Sonic The hedgedog respirando en el último instante.

Rememorando este hecho, siento que fue una liberación perder a dicho cliente. Y que tuvimos mucha suerte y conseguimos mantener el proyecto. La suerte vino en forma de nuevos clientes justo en el momento que más la necesitabamos (gracias diosa Fortuna).

Y durante ese año 2018 fuimos capaces de mantener el equipo, de ser rentables y dar beneficios y vivir más tranquilos sin una dependencia tan alta de un cliente que nos tenía asustados todo el día.

Nuevo equipo societario

Fue al final del año 2018 cuando consideré que para darle solidez al proyecto, parte del equipo que se vino conmigo, debía ser parte a nivel societario para ser más fuertes y robustos en la construcción del nuevo proyecto. Es cuando Verónica Calzada y Jorge Muñoz se hicieron socios del proyecto debido a su profesionalidad y experiencia previa. Mi experiencia societaria previa no fue buena del todo, pero me ayudo a aprender mucho y a valorar con más reposo nuevos socios.

Creo que es una de las mejores decisiones que hemos tomado para asentar el proyecto. Desde mi punto de vista, contar con socios, permite tener un enfoque de contrapoder y sentir que no estás tan solo en el ámbito de la toma de decisiones complejas e inciertas, a la par que sientes como el motivo por el que construyes un proyecto, permea más profundamente en las personas y se expande con más fuerza entre todos los compañeros del equipo. Durante este año 2018 y 2019 nos consolidamos, creando valor como marca para nuestros clientes y en la comunidad a través de nuestro blog. Fueron años en los que se hizo mucho trabajo poquito a poco y no sufrimos ningún traspiés.

Pandemia, ERTE parcial y a crecer

Y como a todos nos vino la pandemia encima cuando el cubo de ilusiones estaba al máximo, rebosante y con ganas de encarar un año 2020 a tope. La primera semana de 2020 la recuerdo también de manera muy angustiosa, como la gran mayoría de empresarios, profesionales y en general todas las personas del planeta la recordaran siempre.

En nuestro caso la semana que nos confinaron y cerraron la inmensa mayoría de los negocios, recibíamos varias llamadas al día pausando servicios. Recuerdo como recalculabamos el excel de Ingresos y gastos varias veces al día. En ese momento como empresario, te enfrentas a una gran incertidumbre, no sabes que tienes que hacer por el bien de la empresa y de los empleados y te asaltan los miedos más profundos como que puedes desaparecer y tu proyecto destruirse en cuestión de días.

Red Button Red Bright GIF - Red Button Red Bright Red Bright Button -  Descubre & Comparte GIFs
¿ERTE o no ERTE?

Fue durante esa semana, cuando decidimos aplicar un ERTE parcial a toda la plantilla, reduciendo la jornada y el sueldo al 75% y en mi caso al 50% para taponar la sangría de la pandemia. Podríamos haber resistido sin aplicar un ERTE, pero claro, esto lo sabemos a toro pasado y en aquel momento decidimos aplicar parcialmente el comodín del ERTE de manera acordada entre todos.

Afortunadamente, dicha situación duró menos de dos meses para nosotros y en Mayo salimos todos del ERTE y empezamos a crecer. ¿Se debió a la pandemia? ¿Se debió a la tracción que llevabamos ya a finales de 2019? ¿Suerte? Supongo que será como todo en la vida, un mix indescifrable de todas estas suposiciones y alguna más. A partir de lo peor de la pandemia hemos crecido sosteniblemente pasando de 10 personas a 25 personas actualmente.

Nos quisieron comprar, no quisimos vender

Como parte del juego de las empresas, hemos estado siempre atentos a los diferentes movimientos que se han dado en la industria de las agencias/consultoras de marketing digital y offline (ejemplos son la salida a bolsa de Making Science y MIO Group y compra de Flat101 por parte de Indra entre otros). Siempre he pensado que la unión de VIVA! a un proyecto más potente y consolidado puede mejorar la proyección de todas las personas que conformamos VIVA! Conversion, a la par que sacar un rédito económico por parte de los accionistas de VIVA! Conversion.

Durante el verano de 2021 avanzamos relativamente en un proceso de venta de la compañia, pero finalmente no se dió el encaje debido a diferentes motivos organizativos, económicos y de visión conjunta, aunque quien sabe si algún día lo volveremos a intentar con la misma empresa u otra.

Cultura y valores, el origen al descubierto

Esta sección del artículo, es la última, y quizás muchas personas piensen que debería estar al principio del artículo, como base de la creación de la nueva empresa. Pero la realidad es que en el momento de la creación de la empresa, nunca nos paramos a pensar en por qué montamos la empresa y qué valores debería tener la empresa. Fue lo que el instinto nos sugirió.

El análisis concienzudo de cuáles eran y son nuestros valores comenzó a raíz de un post en Linkedin en el que profesionales de las agencias hablaban de EOS (Entrepreneurial Operative System), un sistema orientado a mejorar la eficiencia de las empresas, y que nos llevó a analizar de manera introspectiva el motivo de ser de nuestra empresa. Cuando llevas varios años con las mismas personas trabajando, hacer dicha introspección para poner negro sobre blanco los valores y la cultura de tu empresa, resulta ser un ejercicio tan sencillo y fácil, que te sientes que no estás hablando mierda (excuse my french) y que realmente tiene sentido listar los valores y motivaciones que son la razón de ser de VIVA! Conversion; son de verdad.

Nuestro futuro próximo

Independientemente de los acontecimientos que ocurren en nuestro planeta mientras escribo estas líneas (la dichosa Guerra en Ucrania), considero que el futuro de nuestra empresa todavía tiene muchos capítulos que escribir. Cuando montas una empresa, que tiene por objetivo hacer progresar a las personas, sean clientes o empleados, no puedes estar equivocado en el fondo. Demostrar desde nuestra humilde esfera de impacto que puede haber empresas equilibradas, donde las personas se sientan felices y contentas, nos llena de ilusión y nos empuja a seguir creciendo y mejorando negocios y la vida de personas a nuestro alrededor. VIVA!

5/5 (21)

¿Te ha gustado este artículo?

FacebookLinkedInTwitter